El huracán Iota deja 41 muertos en Centroamérica; 4,6 millones – PanaTimes


Los países centroamericanos hicieron este jueves un recuento de la devastación provocada por el paso del ciclón Iota, el segundo en azotar la región este mes, que dejó al menos 41 muertos en deslizamientos de tierra e inundaciones.

Iota azotó el Caribe norte de Nicaragua el lunes como un huracán de categoría cinco, la máxima potencia, dos semanas después de que el ciclón Eta azotara la misma zona, dejando al menos 200 muertos y 2,5 millones de afectados.

Los saldos iniciales muestran 41 muertes por Iota: 18 de ellas en Nicaragua, 14 en Honduras, cinco en Guatemala, dos en el archipiélago colombiano de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, una en Panamá y otra en El Salvador.

Alrededor de 4,6 millones de personas se vieron afectadas en Centroamérica, incluidos 1,8 millones de niños, según estimaciones iniciales del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Bilwi, la principal ciudad del Caribe Norte de Nicaragua, permanecía aislada, sin agua ni electricidad, y la comida comenzaba a escasear, según un equipo de AFP de la zona.

Las unidades de rescate reanudaron el jueves la búsqueda de cadáveres enterrados el martes tras un deslizamiento de tierra en la sierra de Peñas de Blanca, en el departamento nicaragüense de Matagalpa (norte), donde reconocieron hasta la novena vez muertos, entre ellos seis niños.

Venir aquí y encontrar a mi hija ya mi esposa muertas. Ella era mi única hija, dijo entre lágrimas el padre de la menor, Orlando Navarrete, a un medio local.

Según el gobierno, Iota dejó daños “catastróficos” a la infraestructura del país, uno de los más pobres de la región.

Unas 250 brigadas municipales se lanzaron este jueves para recolectar escombros y árboles caídos en toda Nicaragua, con la ayuda de más de 450 equipos y maquinaria como camiones, retroexcavadoras y volquetes.

En Honduras, donde al menos 14 personas murieron por deslizamientos de tierra en el occidental departamento de Lempira, las autoridades continuaron este jueves la búsqueda de otras posibles muertes, según Protección Civil.

El norte del Valle de Sula, la zona más productiva de Honduras, se inundó, pero este jueves el nivel del agua comenzó a bajar, cubriendo casas y el aeropuerto de San Pedro Sula.

Los aguaceros provocaron el desborde de los caudalosos ríos Ulúa y Chamelecón, que convirtieron el valle de Sula en una inmensa laguna.

En Guatemala, el presidente Alejandro Giammattei se reunió con su gabinete para evaluar la situación en el país, donde varias comunidades se inundaron y las lluvias destruyeron puentes y carreteras.

Según Protección Civil guatemalteca, Iota dejó cinco muertos, tres desaparecidos, 3.558 personas refugiadas, 2.683 viviendas dañadas y numerosos puentes y carreteras afectadas.

Incluso en El Salvador, poco afectado por los dos ciclones, 15 comunidades se quedaron sin electricidad y hubo daños en el servicio de agua de nueve comunidades. Los deslizamientos de tierra también bloquearon siete carreteras, según la comisionada presidencial Carolina Recinos.

Los gobiernos centroamericanos pidieron esta semana ayuda internacional para hacer frente a la devastación de los ciclones y, en respuesta, la Unión Europea anunció que asignará $ 10,7 millones a Nicaragua de un fondo fiduciario de múltiples donantes.

Asimismo, la agencia estadounidense de cooperación internacional anunció un apoyo de 17 millones de dólares para la región.

Unicef ​​también hizo un llamamiento urgente para recaudar 42,6 millones de dólares para cubrir las necesidades humanitarias de la región.

Por su parte, Cruz Roja anunció que este viernes comenzará a trasladar un hospital de campaña, plantas de tratamiento de agua y suministros de higiene a Honduras para atender a 50.000 personas.

El cambio climático provoca un aumento de temperatura en las capas superficiales de los océanos, lo que genera huracanes y tormentas más poderosos y llenos de agua que constituyen una amenaza más peligrosa para las comunidades costeras, según estudios del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

.



Source link