El propietario del edificio de medios de Gaza se queja ante el Tribunal Mundial – PanaTimes


El propietario de Jala Tower ha decidido acudir a la Corte Penal Internacional contra la acción de Israel.

El propietario de un edificio de Gaza que albergaba medios internacionales que fue destruido en un ataque aéreo israelí presenta una denuncia ante la Corte Penal Internacional, dijo su abogado.

La denuncia de Jawad Mehdi dice que el ataque del 15 de mayo que arrasó la Torre Jala, que alberga las oficinas de la agencia de noticias estadounidense Associated Press y la televisión Al Jazeera, fue un “crimen de guerra”.

La presentación, cuya copia fue vista por AFP, se produce después de que el fiscal jefe de la CPI dijera la semana pasada que se pueden haber cometido “crímenes” durante la reciente violencia entre Israel y los palestinos.

“El propietario de este edificio, que es palestino, ha ordenado a sus abogados que presenten una denuncia por crímenes de guerra ante la Corte Penal Internacional”, dijo el abogado Gilles Devers en un comunicado.

Devers dijo a la AFP fuera del tribunal, donde se reunieron alrededor de 10 manifestantes pro palestinos, que Israel no podía mostrar “ningún objetivo militar” para el ataque.

“Escuchamos mucho que esta torre pudo haber sido destruida porque había equipo o un equipo de resistencia armada. Esto es algo que negamos totalmente después de estudiar el caso”, dijo Devers.

“El derecho internacional es que solo se puede dañar la propiedad civil si se utiliza con fines militares, y ese no fue el caso. Por eso lo decimos hoy ante este tribunal y en esta denuncia”.

Devers dijo que la denuncia se enviaría formalmente a la corte por correo electrónico más tarde el viernes.

Israel afirmó que las unidades de inteligencia militar de Hamas estaban en el edificio.

Mehdi dijo en ese momento que un oficial de inteligencia israelí le advirtió que tenía una hora para asegurarse de que el edificio fuera evacuado antes de que un misil se estrellara contra el edificio de 13 pisos.

La CPI no tiene la obligación de considerar las denuncias presentadas ante su fiscal, quien puede decidir de forma independiente qué casos presentar a los jueces del tribunal.

La CPI ya había abierto una investigación en marzo sobre posibles crímenes de guerra en los territorios palestinos cometidos tanto por las fuerzas israelíes como por los grupos armados palestinos desde 2014.

La medida enfureció a Israel, que no es miembro de la corte, mientras que Palestina ha sido un estado parte de la CPI desde 2015.

La fiscal Bensouda dijo la semana pasada que notó con “gran preocupación la escalada de violencia” en Cisjordania y Gaza “y la posible comisión de crímenes bajo el Estatuto de Roma”, que fundó la CPI.

.



Source link