Investigación sobre muerte de Diego Maradona: ‘abandonado por su – PanaTimes


Diego Maradona falleció el 25 de noviembre de 2020, a los 60 años, cuando se recuperaba de una operación de un hematoma en la cabeza.

El legendario futbolista argentino Diego Maradona fue “abandonado a su suerte” por el equipo de salud que lo trató en los días previos a su muerte, el 25 de noviembre de 2020, con un “trato inadecuado, deficiente e imprudente”, según un informe.

La junta médica que investiga a pedido de la justicia las causas de muerte determinó en un documento de 70 páginas que Maradona “comenzó a morir al menos 12 horas antes” del momento en que lo encontraron sin vida en su cama y sufrió un “prolongado período de agonía”. .

El informe fue elaborado por una junta interdisciplinaria de 20 peritos convocada por la Fiscalía General de San Isidro, en las afueras de Buenos Aires, que busca determinar si la muerte de Diego Maradona pudo haber ocurrido por abandono de una persona o por homicidio culposo. (involuntario).

El argentino ’10’ falleció el 25 de noviembre, a los 60 años, solo en su cama en una casa alquilada en un barrio privado del norte de Buenos Aires, donde se recuperaba de una operación de un hematoma en la cabeza, y donde supuestamente estaba con hospitalización domiciliaria.

El informe de la junta médica concluye que el capitán de la selección argentina campeón en México-1986 “habría tenido más posibilidades de supervivencia” si hubiera tenido una hospitalización adecuada y en un centro de salud polivalente.

“Considerando el estado clínico, clínico-psiquiátrico y el mal estado general, debió continuar con su rehabilitación y tratamiento interdisciplinario en una institución adecuada”, insistió la directiva.

Los peritos indicaron que Diego Maradona “no estaba en pleno uso de sus facultades mentales, ni en condiciones de tomar decisiones sobre su salud” al momento de salir de la clínica Olivos, donde había sido operado de cabeza.

En los días previos, el exastro del Napoli y del FC Barcelona había insistido en salir de la clínica y se había negado a ser trasladado a otro centro de salud, según su médico de cabecera, Leopoldo Luque, uno de los investigados.

Entre las conclusiones, la directiva sostiene que “se ignoraron los signos de riesgo de vida que presentaba” y la atención de enfermería en estas últimas semanas “está plagada de deficiencias e irregularidades” y de falta de controles.

“El equipo médico tratante representó de manera plena y exhaustiva la posibilidad del desenlace fatal con respecto al paciente, siendo absolutamente indiferente a esa pregunta, no modificando sus conductas y plan médico / asistencial elaborado, manteniendo las omisiones nocivas antes mencionadas, abandonando ‘al azar “El estado de salud del paciente”, acusan los expertos en el informe.

– Los últimos días –

Diego Maradona había sido operado de un hematoma en la cabeza el 3 de noviembre. Poco antes, el 30 de octubre, asistió a la celebración de su 60 cumpleaños en mal estado de salud en el estadio Gimnasia La Plata, cuyo equipo dirigía.

Ese día en el estadio de La Plata, a 60 km al sur de Buenos Aires, fue la última vez que apareció en público quien había sido aclamado por millones de fanáticos en todo el mundo.

Los testigos afirman que padecía adicciones al alcohol y psicotrópicos. Después de su retiro estuvo varias veces al borde de la muerte por dolencias cardíacas y uso de drogas.

En el caso judicial abierto por la muerte de ’10’ se investiga a la psiquiatra Agustina Cosachov, al neurocirujano y médico de cabecera Leopoldo Luque y al psicólogo Carlos Díaz, además de un enfermero, un enfermero y un médico.

Las penas en Argentina por abandono o muerte por negligencia oscilan entre cinco y 15 años de prisión.

Sebastián Sanchi, quien fue portavoz de Maradona, comentó a la AFP que con este informe “claramente la junta (médica) está diciendo que al menos no se les hizo bien las cosas”.

En medio de recriminaciones y acusaciones por la atención prestada a Maradona en sus últimos años, avanza otro caso paralelo para resolver la disputada herencia entre sus cinco hijos, sus hermanos y el último representante legal del ’10’, Matías Morla.

.



Source link