Los recuentos de Georgia y Wisconsin pueden no cambiar la derrota electoral de Trump: – PanaTimes


Georgia es uno de los varios estados donde la campaña de Trump está impugnando los resultados electorales, hasta ahora sin éxito.

Los intentos del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de aferrarse al poder parecían más débiles que nunca el miércoles, ya que los funcionarios electorales en Georgia dijeron que no era probable que un recuento que se completará pronto cambiaría la victoria del presidente electo Joe Biden allí.

Georgia es uno de los varios estados donde la campaña de Trump está impugnando los resultados electorales, hasta ahora sin éxito. Los funcionarios electorales dijeron que los resultados del recuento que se anunciarán el jueves no podrían anular la victoria de 14.000 votos de Biden en el estado. También dijeron que el recuento no proporcionaría evidencia de las afirmaciones sin fundamento de Trump de fraude generalizado.

“Ha sido mal informado en ese frente”, dijo a los periodistas Gabriel Sterling, el administrador del sistema de votación del estado.

Los funcionarios electorales en Wisconsin también dijeron que un recuento parcial solicitado por la campaña de Trump no revertiría la pérdida del titular republicano en ese estado, que ganó en 2016.

El propio Trump se ha mantenido fuera de la vista del público mientras desahoga su ira en Twitter. Sus demandas relacionadas con las elecciones en Pensilvania, Nevada y Michigan han tenido poco éxito en los tribunales.

La negativa de Trump a conceder las elecciones del 3 de noviembre está bloqueando la transición sin problemas a una nueva administración y complicando la respuesta de Biden a la pandemia de coronavirus cuando asuma el cargo el 20 de enero.

Las afirmaciones infundadas de Trump sobre que las elecciones fueron “manipuladas” están fallando en los tribunales, pero las encuestas de opinión muestran que tienen un beneficio político, y hasta la mitad de los republicanos de Trump las creen, según una encuesta de Reuters / Ipsos.

El presidente tiene la esperanza de que un recuento manual ordenado por Georgia pueda borrar la ventaja de Biden allí. El principal funcionario electoral del estado dijo que eso era poco probable.

“No creo que al final del día cambie los resultados totales”, dijo a CNN el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, un republicano.

Hasta el miércoles por la mañana, la ventaja de Biden sobre Trump había caído a 12,781 votos, por debajo de los 14,156 anteriores, según Sterling, el gerente del sistema de votación estatal. Sterling dijo que esperaba que el recuento se completara a la medianoche EST del miércoles (0500 GMT del jueves) y que el estado lo certificara el viernes.

En Wisconsin, la Comisión de Elecciones del estado dijo que supervisaría los recuentos en dos condados fuertemente demócratas, Milwaukee y Dane, que incluye a Madison, después de que la campaña de Trump pagó el costo de $ 3 millones, menos que el costo estimado de $ 7,9 millones de un recuento en todo el estado.

El secretario del condado de Dane, Scott McDonell, dijo que el recuento comenzaría el viernes y terminaría en unos días. Solo unos pocos cientos de votos cambiaron en el recuento del condado después de las elecciones presidenciales de 2016, dijo.

“Mi conjetura sería que al enfocarse en Dane y Milwaukee, el resultado final será que Biden tendrá un ligero aumento en los votos, pero nada terriblemente significativo, ciertamente nada cerca de lo que se requeriría para cambiar los resultados”, dijo McDonell.

Biden ganó Wisconsin por más de 20,000 votos para liderar a Trump 49.5% a 48.8%.

En el Colegio Electoral estado por estado que determina al ganador de la elección, Biden obtuvo 306 votos contra los 232 de Trump. Ganó el voto popular por más de 5,8 millones.

Para permanecer en el cargo, Trump tendría que anular los resultados en al menos tres estados grandes y muy competitivos para alcanzar el umbral de 270 votos electorales. Eso no tendría precedentes.

RECLAMO FALSO SOBRE DETROIT

Trump también está cuestionando los resultados en Michigan, afirmando falsamente el miércoles que la cantidad de votos en Detroit había superado la cantidad de residentes. La ciudad más grande del estado es fuertemente demócrata.

“En Detroit, hay MUCHO MÁS VOTOS QUE PERSONAS. No se puede hacer nada para curar esa estafa gigante. ¡Yo gano Michigan!” tuiteó.

Los registros de la ciudad muestran que allí se emitieron 250.138 votos en las elecciones presidenciales. Eso es un poco más de un tercio de la población de la ciudad, que según la Oficina del Censo de los Estados Unidos es 670,031.

En una victoria poco común para Trump en su asalto legal a los resultados de las elecciones, la Corte Suprema de Pensilvania dijo el miércoles que tomaría una apelación que desafiaría miles de votos enviados por correo emitidos en Filadelfia que faltaban información en los sobres de devolución.

Biden sostuvo una reunión virtual el miércoles con trabajadores de atención médica de primera línea en Delaware que se quejaron por la falta de equipo de protección personal y pruebas de COVID-19 para ellos mismos.

Advirtió que la demora en declararlo ganador de las elecciones podría significar que “pronto nos vamos a atrasar semanas o meses para poder armar toda la iniciativa” para distribuir las vacunas contra el coronavirus cuando estén disponibles.

La agencia de la Administración de Servicios Generales, dirigida por una persona designada por Trump, aún no ha declarado formalmente a un ganador de las elecciones. El equipo de Biden dice que eso dificulta la coordinación con el actual grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca.

Los estados enfrentan una fecha límite del 8 de diciembre para certificar los resultados de las elecciones a tiempo para la votación oficial del Colegio Electoral el 14 de diciembre.

Está previsto que el Congreso cuente los votos del Colegio Electoral el 6 de enero, lo que normalmente es una formalidad. Pero los partidarios de Trump en el Senado y la Cámara de Representantes podrían objetar los resultados en un intento final y desesperado de privar a Biden de 270 votos electorales y entregar la decisión final a la Cámara.

Los funcionarios electorales de ambos partidos, en todo Estados Unidos, han dicho que no hay evidencia de manipulación de votos, y una revisión federal llegó a la misma conclusión.

.



Source link